CONFLICTOS Y VIOLENCIA TOMAN A 3 MUNICIPIOS AL MANDO DEL MAS

Página Siete

Cuando faltan cuatro meses para  las  subnacionales se desataron  conflictos violentos en tres alcaldías que están al mando del Movimiento Al Socialismo (MAS): Montero, Warnes (Santa Cruz) y Sipe Sipe (Cochabamba). En los municipios cruceños,  la controversia está relacionada con el objetivo del MAS de  retomar el poder tras  un año de  la renuncia de sus alcaldes en esas plazas, mientras que en Sipe Sipe su alcaldesa fue sometida a agresiones físicas y psicológicas.

El caso Warnes

El conflicto en Warnes se avivó en los últimos días porque los concejales  Vanesa Uriona y Benedicto Choque, ambos del MAS,  buscan la silla edil. 

Desde la renuncia de Mario Cronenbold (MAS)  en noviembre de 2019 -después de que Evo Morales dimitiera a la presidencia- el municipio tuvo por lo menos tres alcaldes interinos: Juan Pablo Viveros, Juana Arauz de la agrupación Paz y Progreso y Charly Ramiro Aparicio, suplente de Arauz.

En el mes en curso, la Alcaldía volvió a manos del MAS pero con una pugna interna entre dos concejales del partido azul: Vanesa Uriona y Benedicto Choque. Ambos dicen ser los sucesores de Arauz, pero a raíz de esa pugna se desataron protestas de los pobladores de Warnes,  que exigen a las autoridades locales  que trabajen por el municipio y dejen de lado sus intereses.

El conflicto en Warnes está latente desde la pasada semana, cuando hubo enfrentamientos entre ambos bandos. La Policía tuvo que intervenir las protestas y ayer nuevamente hubo amagues de confrontación. En tanto, los concejales que reclaman la silla municipal  están enfrascados en temas administrativos, tratando de descongelar las cuentas para retomar funciones. 

El caso Montero

En  Montero, la situación tiene características similares. En noviembre de 2019 renunció el alcalde Mario Baptista, del MAS, y asumió en el cargo el concejal Miguel Ángel Hurtado, de  Demócratas. Esta semana, tras casi un año de gestión,  el partido azul retomó las riendas de la Alcaldía y los concejales eligieron a  Teresita Paz (MAS), en reemplazo de Hurtado.

Sin embargo, el cambio se dio   en medio de descontento, conflictos    y violencia. El martes pasado, un grupo de personas atacaron  la casa de la exdiputada del MAS Muriel Cruz, cuya vivienda fue parcialmente quemada, según reporte de medios cruceños.

Cruz declaró que  sufrió la  agresión “por el simple hecho” de ser del MAS. “Tengo todo el derecho de poder pensar ideológicamente y estar de lado de donde yo me siento orgullosa”, sostuvo. 

En las manifestaciones también fueron agredidos los trabajadores de la prensa. En una jornada marcada por la violencia a raíz de la decisión del Concejo  de Montero de designar un nuevo alcalde interino, los trabajadores de los medios de comunicación que dieron cobertura a este hecho noticioso, el martes 17 de noviembre, fueron objeto de agresiones verbales y físicas, además de haber sido amedrentados para impedir su labor informativa, dio a conocer La Unidad de Monitoreo y Vigilancia de la Libertad de Prensa de la ANP. 

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) y representante de la región Daniel Prieto lamentó la situación en ambos municipios cruceños. “Exigimos a los actores respetar la institucionalidad y no provocar enfrentamientos entre ciudadanos”, afirmó.

El caso  Sipe Sipe

En el municipio de Sipe Sipe, su alcaldesa María Heredia, del MAS, fue atacada por un grupo de personas que dijeron ser padres de familia,  y que exigían la entrega de una canasta estudiantil. 

El martes, la Alcaldesa fue retenida por manifestantes que la agredieron durante una negociación. La obligaron a permanecer toda la noche en la carretera, después fue acorralada y obligada a subirse a un burro,  momento cuando perdió el conocimiento y fue auxiliada por paramédicos en plena carretera, en Mallcochapi.

Heredia, en contacto con Página Siete, lamentó las agresiones que sufrió de personas violentas presuntamente de  su misma línea política. “Supuestamente son del MAS los que me están haciendo, pero no debe ser así entre nosotros. Yo,  siendo de otro partido, no puedo hacer eso nunca”,  dijo. 

La agresión contra una autoridad electa  mereció el repudio de la Gobernación de Cochabamba y de legisladores, que reprocharon el ataque.  La gobernadora de Cochabamba  Esther Soria  reprochó el ataque   y anunció que realizarán acciones legales contra los agresores y pidió a la Fiscalía y Policía que investiguen el atentado.

Este medio  trató de comunicarse con el presidente de la Federación de Asociaciones Municipales Álvaro Ruiz (MAS), para conocer su postura sobre los tres casos, pero no se tuvo éxito. 
 

Entre pugnas  y  agresiones 

  • Cambios  En los últimos 12 meses y después de la renuncia de Mario Cronenbol (noviembre 2019),  Warnes tuvo al menos tres  alcaldes interinos. En las últimas dos semanas   emergió una  pugna por la silla edil  entre dos concejales del partido azul.  La población, en tanto,  expresa  cansancio  y molestia. En medio de protestas y marchas exigió  a las autoridades que trabajen.
  • Protestas   En Montero, Mario Baptista, del MAS,  renunció en  noviembre de 2019  y asumió en el cargo el concejal Miguel  Hurtado, de Demócratas. Después de casi un año, el MAS retomó la Alcaldía con  Teresa Paz,  que fue  designada por los concejales de su partido. El hecho generó violencia y hasta atacaron  la vivienda de una exdiputada del MAS. También hubo agresiones a  la prensa.
  • Atentado   La alcaldesa de Sipe Sipe (Cochabamba)  María Heredia  fue víctima de un ataque violento de parte de  personas que la secuestraron, le obligaron a firmar un compromiso, la atacaron  físicamente y quisieron que montara  en  un burro. Cuando ocurría esto último, la autoridad perdió el conocimiento, pero los agresores no permitieron que sea llevada a un centro médico. 
  • Repudio   La gobernadora de Cochabamba  Esther Soria  repudió los ataques contra la Alcaldesa de Sipe Sipe y anunció acciones penales contra los agresores. La concejala Celima Torrico, con lágrimas en los ojos, expresó su indignación. “Eso no tiene ni perdón ni olvido”, aseguró. La concejala Rocío Molina exigió  que se investigue el atentado contra la vida de la alcaldesa de Sipe Sipe.