LLEGA EL CHINOOK Y EQUIPO DE EXPERTOS PARA APLACAR EL FUEGO

Redacción-Agencias

Ya está en el país el helicóptero Chinook que ayudará a aplacar el fuego que amenaza diferentes regiones del país. Llegó anoche al aeropuerto de Viru Viru, en Santa Cruz, en un avión Antonov y se espera que en las próximas horas comienza a prestar sus servicios en la mitigación de incendios.

La aeronave que tiene una capacidad de transportar 11.000 litros de agua, debe ser montada antes de operar, según reportó el Ministro de Defensa, Luis Fernando López.

“Tiene las características de ser un helicóptero de doble hélice, bimotor de origen norteamericano que tiene una velocidad máxima de 315 kilómetros por hora y lleva incorporado un Bambi Bucket de 11.000 litros de capacidad. Este es un modelo que fue utilizado en todo el mundo en la lucha contra incendios», señaló.

Dijo también que gracias a las gestiones del Gobierno y la inmediata respuesta de su par canadiense, quien realizó la donación de 4 millones de dólares canadienses, que fueron pagados directamente a la empresa Coulson Aircrane Ltda, propietaria del helicóptero Chinook, se logró su arribo. Añadió que la tripulación que viene con el helicóptero consta de varios pilotos y un gran equipo de apoyo.

El Chinook es conocido por su capacidad de carga y uso para combatir incendios forestales que operó en cuatro continentes y en esta gestión realizó labores en Australia, Estados Unidos y en Sud América en Chile.

LA SITUACIÓN

Entre tanto, el fuego en el área protegida del Madidi, en el departamento de La Paz, amenaza la fauna, la flora y alrededor de 5.500 familias de cinco comunidades que viven en el lugar. Los focos de calor fueron provocados por chaqueos, explicó el comandante del Regimiento de Infantería 30 Pedro Domingo Murillo, Freddy Cayoja.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias, informó este que el helicóptero Boeing CH-47 Chinook se sumará al trabajo de bomberos y voluntarios para mitigar los incendios forestales en las áreas protegidas de Apolobamba y Madidi, donde existen más de 1.800.000 hectáreas afectadas.

En Santa Cruz, las lluvias frenaron algunos incendios, uno de ellos en el parque Kaa Iya, uno de los más grandes de América del Sur, por donde pasa un ducto de exportación de gas natural al Brasil. Es catalogado como bosque seco, un tesoro ambiental en el mundo ecológico.